lunes, 7 de marzo de 2016

A TODO GAS... OIL

El lunes pasado, 15 de febrero,  hubo una fuga de gasoil en el colegio.
Cuando llegamos al colegio vimos que sonó la sirena y no entraba nadie, no sabíamos lo que estaba pasando.Vimos que los profesores hablaban entre ellos hasta que nos dijeron que había una fuga de gasoil. Durante unos momentos estuvimos en las filas sin hacer nada. Después un grupo de madres y padres entraron a ver que pasaba, los profesores informaron que no era peligroso pero que el olor era muy fuerte. Decidieron que se suspendían las clases. Cuando oímos la noticia nos pusimos muy contentos porque no había colegio, las madres que estaban allí se llevaron a sus hijos y los niños que no estaban sus madres las llamaron para que vinieran a recogerlos. Vinieron los bomberos y los responsables  de sanidad dijeron que no era peligroso el olor y que se abrieran las ventanas y permaneciera el colegio dos días cerrado.
¡FUE UNA EXPERIENCIA INCREÍBLE E INOLVIDABLE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario